Ellos



¿Qué es la felicidad?

La ausencia de miedo

















martes, 4 de marzo de 2008

Buena candidata

-¿Miedo?, ¿no tendrás miedo verdad?, ¡pero chiquilla! si esto no es nada. En tres días en tu casa, con tu novio, con tu espléndido cuerpo, con tu nueva y preciosa vulva. Esto es un juego de niños para mí ¿Sabes cuántas operaciones de estas hago al año? Ocho mil euros, ciento cincuenta mil al mes No te lo puedes ni imaginar. Hoy en día es lo que está de moda, todas las chicas de tu edad se lo hacen… quedan perfectas, como muñequitas, una maravilla. Tu novio no se separará de ti ni un minuto, en tres años me retiro te va a querer con locura, je, te lo aseguro, cuando te vea desnuda se desmaya…
Ya se lo expliqué a tu madre cuando vino a verme, es muy sencillo, y tú eres la candidata perfecta, una buena candidata, sí señor. Y no creas que todas lo son, no no, pero tú sí, no cabe duda, tú sí… ocho mil euros se trata de cortar los labios menores y me retiro en tres años luego pegar lo poco que sobre. Pero no pongas esa cara mujer, si no es nada. Eres muy joven aún, pero tienes un problema, ocho mil más para tu edad esos labios ya están muy caídos, con el tiempo te darán problemas a la hora de disfrutar del sexo, y tú no quieres eso ¿verdad?, ¡eh!, ¿Verdad que no quieres que eso ocurra?, en tres putos años claro que no, por eso has venido, por eso tu madre te hace este maravilloso regalo que no todas pueden permitirse, pero tú sí, y sabes por qué, ¡exacto!, porque tú eres una buena candidata…

2 comentarios:

ofelia, perrita con ojos de gato dijo...

como siempre, la puta imagen distorsionada, que hace caer a tantas mujeres en la frustración por la imperfección de su cara, su cuerpo, su...vulva?, ya lo q me faltaba x leer, chochos de diseño, menos mal q yo, aún siendo de género femenino he tenido el privilegio de nacer en una manada diferente, donde todos nos olemos y lamemos sin distinción, donde la forma de la vulva y de más anejos y aledaños, no es importante

Ana J. dijo...

¿Y por qué no?
Si necesitamos una nariz perfecta, unas piernas perfectas, unos ojos sin arrugas que nos identifiquen, si necesitamos una cara sin edad y unos labios carnosos y permanentemente perfilados, ¿por qué no vamos a necesitar una vulva tersa y de estándar que nos recuerde que estamos al servicio de una estética para que la disfruten otros?
Voy a revisar la mía y mi cuenta corriente. A lo mejor soy un algo más feliz si me recortan un poco de cada…