Ellos



¿Qué es la felicidad?

La ausencia de miedo

















sábado, 30 de enero de 2010

Dentro

Estoy en el barco. Estoy arrugado. Me muevo en un mundo nuevo. Segunda tercera vida. Un mundo donde la sutileza se vuelve pesada. Donde repiten una y otra vez la hora en la que las cosas ocurren, pero nadie dice no llegues tarde.
Saco la cabeza de la mierda, escribo. Ahora miro arriba y mi nariz tiene los agujeros libres pero ¿mis pies? Ahí siguen. Dentro y no quiero sacarlos. Es la manera. Mi manera de enfrentar la estúpida felicidad. Mi defensa.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Di algo, Benito! Pero sin haber bebido cerveza eh?
AJ

Anónimo dijo...

quisiera saber donde poder comprar o leer tu libro,vivo en Bilbao.Gracias.

JRamallo dijo...

Hola anónimo de Bilbao. En la columna de la derecha del blog tienes un par de sitios donde puedes pedirlo. Tres librerías (Lemus, La isla, tres rosas amarillas) y la propia editorial, aunque lo que no tengo claro es si te van a cobrar algo por el envío. Pinchas ahí el título o mi nombre y te sale el libro y la opción de compra. Creo que también podrías pedirlo en Bilbao en alguna librería de las grandes por el título y la editorial: ediciones Idea. Si así no lo consigues, vuelves por aquí o a este correo: jramallot@hotmail.es y me lo dices. Yo te lo mando.

JRamallo dijo...

Aunque quizás la mejor opción sea que lo pidas al corte inglés, ya que aquí está en el de Las Palmas de Gran canaria y no creo que tengas problemas para que te lo manden al de ahí.
Un saludo anónimo de Bilbao.

urbanoyhumano dijo...

Vente a Madrid.

JRamallo dijo...

Voy un par de veces al año, urbanoyhumano.

urbanoyhumano dijo...

Avísame. Quizás todo sea distinto. O igual. Quién sabe.

colorprimario dijo...

Sobre lo de que la felicidad es un poco estúpida, no me caben demsiaadas dudas. Lo cual posiblemente quiera decir que la razón que nos convierte en seres conscientes, también nos descubre patéticamente desnudos cuando nos paramos a intentar comprender lo que somos. ¿Entonces? ¿Intentar no comprender, luchar por quedar idiotizado ante una sociedad que es mil veces más idiota que nosotros?

Yo que tú, pasaría página e intentaría hacer como si ya te conocieras...

Pd. Genial el texto. No sé si te dije que a mí el relismo sucio me da un poco por ahí, pero siendo un poco más sincero de modo literario, tengo que admitir que generas atmósferas. No es muy elevado, pero es que la vida rara vez lo es.

Un abrazo.

Y a ver si el sábado cuadramos, colega...

D.

JRamallo dijo...

Yo intento no poner estiquetas, definiciones, no me gusta el asunto de señalar. Escribo como puedo, como quiero poder, y de momento es así.
Otro abrazo para ti D. intentaré cuadrarlo.

colorprimario dijo...

Mil perdones. Lo de la etiqueta lo puse por el parecido que podría tener tu literatura con la de Bukowski o incluso la de Norman Mailer (al que, todo sea dicho, sí he leído y disfrutado como un enano). Solo quería hacer notar el tipo de lenguaje, que va directo a las entrañas de una concepción que podríamos suponer más edulcorada.

Si hice esa observación, fue porque, aunque no venga mucho al caso, la línea que he seguido es otra bien distinta. Lo cual tampoco quiere decir que haya sido muy consciente de lo que escribía, sobre todo por aquello de que uno nunca sabe lo que se está perdiendo en las antípodas de los suyo.

Un abrazo, J.

Y salud.
D.

JRamallo dijo...

No acepto tus mil perdones porque no son necesarios, Diego. Sí acepto cualquier comentario porque, por supuesto, yo puedo a continuación comentar. De eso se trata, de poder decir lo que sea, lo que el monstruo que llevamos dentro esta vez no censurará.
Un abrazo