Ellos



¿Qué es la felicidad?

La ausencia de miedo

















martes, 2 de marzo de 2010

Kafka piedra

Mi incapacidad de pensar, de observar, de verificar, de recordar, de hablar, de convivir va aumentando cada vez más, estoy convirtiéndome en una piedra, debo consignarlo. Mi incapacidad aumenta incluso en la oficina. Si no me salvo en un trabajo, estoy perdido. ¿Lo veo tan claro como en realidad es? No me escabullo de los hombres porque quiera vivir tranquilo, sino porque quiero sucumbir tranquilo.
Diarios (cuaderno noveno, julio 1914)

9 comentarios:

EL JUGADOR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Renegado dijo...

Y aprovecho para decirte que tienes que pasar por casa urgente, dame un toke, insiste que tengo el teléfono chungo. Un saludo, Cornelio.

urbanoyhumano dijo...

Será, jugador.
Lo que pasa es que a unos les -nos- pasa antes y a otros más tarde. Ésto, hablando sobre un treinta por ciento de la población.

EL JUGADOR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
urbanoyhumano dijo...

Totalmente de acuerdo, jugador.

Anónimo dijo...

Vaya tonicazo que me has pegao, Kafka!
PJ

Ladybug dijo...

En estos días ando reencontrando cosas, una vez estuve por aqui, algo te dije que ni caso hiciste, bien estuvo, muy directa que fui. Cuando leí el Proceso debía tener 15 años y me lo dejó un compañero de clase, es curioso porque ya no se encuentran compañeros asi y sí cada vez más procesos como aquel. Alma profética la de Kafka.

JRamallo dijo...

¿Que no te hice caso, Ladybug?
Bueno, pues un saludo y un beso a lo kafka, a lo cucaracha escarabajo.

EL JUGADOR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.