Ellos



¿Qué es la felicidad?

La ausencia de miedo

















jueves, 19 de mayo de 2011

Copia y pega

Foto: JRamallo


Ayer querías trabajar en su banco, ser su funcionario en el ayuntamiento, limpiarle los zapatos y tener su corbata. Hoy es un ladrón, lo escribes en una pancarta, lo copias y pegas en tu muro. ¿Qué diferencia hay entre una basura y otra?

5 comentarios:

Anónimo dijo...

La diferencia es que una es verdad (la segunda basura, la de las pancartas), y la otra es una de tus absurdas mentiras, Ramallín. O bueno, de tus ingeniosas creaciones, según se mire. Ésa es la diferencia. Incluso quizá, puede que hables de ti mismo dirigiéndote en segunda persona, no sé. Hace poco un tipo decapitó a una anciana y tenía síntomas parecidos.

JRamallo dijo...

Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme... En tu próximo comentario podrías firmar como Dios, creador del cielo y de la tierra, el que todo lo ve, el que todo lo sabe. O con un nombre cualquiera, Eduardo, por ejemplo. Algo con lo que poder nombrarte en silencio, amarte en la misma proporción que tú me amas. Sí, anónimo, estoy loco, muy loco. No distingo entre verdad y mentira, te necesito casi tanto como tú a mí.

Un tipo cojonudo dijo...

A mí el sistema no me parece malo: tengo casa cojonuda, un coche cojonudo, tengo un trabajo cojonudo con un sueldo cojonudo, visito unos restaurantes cojonudos, me bajo de interné películas cojonudas, a veces visito unas casas cojonudas donde unas chicas cojonudas me tratan cojonudamente, hasta leo unos libros cojonudos cuando mi cojonuda vida me deja un poco de tiempo. En fin soy un tipo cojonudo. Y no le veo nada malo al sistema. No entiendo por qué esos muchachos me miran atravesado cuando paso por el parque. Me parece bien que protesten porque ellos no tienen lo que yo tengo. Me encantaría que también compartieran esta vida cojonuda que llevo. ¿Por qué me miran atravesado? ¿Qué les he hecho yo?

Edward, dios creador del cielo pero no de la tierra dijo...

Dale tiempo, tipo cojonudo... dale tiempo a la Sinde para tus pelis conjonudas. Incluso quizá esas chicas cojonudas pues empieces a tener serios problemas para verlas... dale tiempo a tu sistema cojonudo que va limitando placeres, libertades para la plebe, silenciosamente y a cuenta gotas... dale tiempo.

Anónimo dijo...

¿Y a quién culpo aparte de a mí mismo? Nadie se deja, Confucio... nadie se deja culpar...