Ellos



¿Qué es la felicidad?

La ausencia de miedo

















domingo, 1 de mayo de 2011

Yo también quise a Wojtyla



Febrero 2001, N.Y.



2 comentarios:

Riforfo Rex dijo...

¿Cómo te dejas dar una cachetada de este beatón?
Se parece talmente a su cadaver incorrupto. Desde luego hubiera sido más bonito de ver que desfilar delante de un sarcófago con un amasijo de carne reseca y huesos fofos. Todo sea por la santidad.

JRamallo dijo...

Me llevé el anillo en la boca, Riforfo