Ellos



¿Qué es la felicidad?

La ausencia de miedo

















jueves, 1 de diciembre de 2011

Oferta y demanda


En la calle
marea de carne desconocida.
Deambula, atropellando, sedienta
de distracciones; mala educación.
Mis ojos obligados a
mirar lo ridículo:
barra libre.

Dolor de espalda,
pesadez de piernas.
Las ideas son ruido,
sólo ruido, inexacto
y veo las sombras pasar
como quien diseña la inercia.

Corazón, voluntad, espíritu inmotivado,
huye de la humanidad
doblando esa esquina
que a nadie
le importa.

2 comentarios:

ELMAYORPOETADELAHISTORIADESPUESDECHITOSKI dijo...

Esto es malo, pero malo malo. En serio, no es por faltar, pero es muy muy malo. No hay una cadencia, no hay un solapamiento entre verso y verso... ¡NO HAY POESÍA! Sí, vale, cuenta algo, pero... ¡qué va!... nada.

En fin, que simplemente añoro un poquito de oficio a la hora de pulir.

Saludos.

El Bisturí dijo...

me gustaría que me envíes algo tuyo bueno pero del material bueno bueno que tenga cadencia y solapamiento y todo eso que tanto te gusta del que no has enseñado a nadie así podría aprender algo de ti frangmentos de un tesoro del mejor poeta de todos los tiempos no seas humilde que no te pega anímate un saludo
Tarea para casa: análisis del comentario por un experto literario.