Ellos



¿Qué es la felicidad?

La ausencia de miedo

















viernes, 21 de agosto de 2009

Pedro Juan el sucio

(...) El viejo me hizo perder el hilo del cuento de Rogelio. Lo escribí hace años. Rogelio había acabado de morir y yo imaginé muchas cosas de su vida. No es un buen cuento. Lo mejor es la realidad. Al duro. La tomas tal como está en la calle. La agarras con las dos manos y, si tienes fuerza, la levantas y la dejas caer sobre la página en blanco. Y ya. Es fácil. Sin retoques. A veces es tan dura la realidad que la gente no te cree. Leen el cuento y te dicen: "No, no, Pedro, hay cosas aquí que no funcionan. Se te fue la mano inventando". Y no. Nada está inventado. Sólo que me alcanzó la fuerza para agarrar todo el masacote de realidad y dejarlo caer de un solo golpe sobre la página en blanco.
Yo, revolcador de mierda (Trilogía sucia de la habana)

4 comentarios:

v V¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨ polarporn dijo...

jo jo jo, brutal el tal pedro juan... me lo apunto

Neuroscopetrix dijo...

No lo he leído. He escuchado críticas tan buenas como malas. La única crítica válida e intransferible es la de uno mismo. Se me está acumulando el trabajo de los libros...De aquí a un año terminaré todos los que me están interesando.
Y acabamos siendo don quijotes, locos de tanto y tanto leer.
Un abrazo.

J. Ramallo dijo...

Bueno, en unos días pondré otro fragmento menos técnico y más sexual, que es de lo que más hay en este libro. A mí me gusta porque no intenta tomarme el pelo ni explicarme nada, sólo cuenta.

Hártate de mí dijo...

Yo también me apunto!

Un beso.